29 de septiembre de 2007

 

BOLETIN #2 SEPTIEMBRE 2007

Nuevas secciones:

 



LIBROS RECOMENDADOS

ANGELORUM
El libro
 de los Angeles
 

Angelorum : el libro de los angeles, es definitivamente una obra ilustrada unica en su genero que nos guia a traves del entendimiento y aplicacion practica de los poderes magicos de los angeles. En esta obra de la reconocida autora Migene Gonzalez - Wippler usted aprendera: El verdadero origen de los angeles y su relacion con dios Cuales son los siete cielos y los angeles que los resguardan Quienes son los cuarto grandes Arcangeles Como invocar el poder de los angeles incluyendo a su angel guardian.

Más información...

**NUESTROS SITIOS**

MEDITANDO CON LOS ANGELES



Comunidad de Meditación, Ángeles y reflexión espiritual.


CADENA DE ORACION

PODER DE UNA ORACION

¿Necesitas Ayuda espiritual, deseas enviar una petición para que oremos por ti o simplemente deseas ayudar con tus oraciones y amor?...


¡Eres bienvenido a Poder de una Oración!




"Ángeles del Señor, bendigan al Señor.

Alábenlo y ensálcenlo eternamente"


Daniel 3, 58


NGEL


Y para terminar...

Un poco de humor Angelical


Para aumentar su clientela, aquel guía de turistas invitaba a los visitantes a conocer la ermita de San Pánfilo.

 -Esta ermita es de la Edad Media, decía a los turistas, vean la hermosura de las imágenes.

En este relicario se venera una pluma del ala izquierda del Arcángel Miguel. La pluma procede de aquel celeste desplumadero, cuando los Ángeles buenos lucharon contra los pillos.



 *Extraido del libro

"Memorias de un Angel de la Guarda Jubilado"

 

29 DE SEPTIEMBRE

DIA DE LOS SANTOS ARCÁNGELES

MIGUEL, GABRIEL,  Y RAFAEL



Dios puso a nuestros padres en el paraíso para que trabajaran y embellecieran la tierra. Además, por la ley de la encarnación, no podemos desetendernos de este mundo. No hay otro trampolín, decía Niko Kazantzakis, para lanzarnos hacia el cielo, que el apoyarnos en la tierra.

Pero también es verdad, como dice San Pablo, que somos ciudadanos del cielo, que nuestro politeuma, nuestro derecho de ciudadanía, está en el cielo. La Carta a los Hebreos lo confirma al decir que no tenemos aquí ciudad permanente, sino que andamos en busca de la futura. Esa joya de la antigüedad cristiana que es la Carta a Diogneto, insiste en la misma idea: "Los cristianos habitan sus propias patrias, pero como forasteros. Están en la carne, pero no viven según la carne".

Es la conocida ley del "ya, pero todavía no". Mientras tanto, se requiere una auténtica jerarquía de valores: "Sabiduría para sopesar los bienes de la tierra, amando intensamente los del cielo" (Liturgia de Adviento). "Valorar los bienes de este mundo según el criterio de la ley de Dios". (Oración colecta de San Francisco de Borja).

De todos modos, si nuestro futuro está en lo cielos, ¿por qué no anticiparlo lo más posible? ¿Por qué no vivir en la tierra, como si ya estuviéramos en el cielo? Si hemos de vivir para siempre en el cielo con nuestros hermanos, ¿por qué no entrenarnos ya ahora con verdadero amor?

¿Por qué, durante nuestra jornada terrena, no buscamos más espacios para conversar con Jesús y con la Virgen María? ¿Por qué no cultivamos una amistad más íntima con nuestros santos predilectos? ¿Por qué no tenemos más familiaridad con los ángeles? Y esto, no para desentendernos de nuestros compromisos temporales, sino para ser más responsables. Dice Moisés en la Carta a los Hebreos: "Como si viera al Invisible, permaneció firme en su propósito". Es decir, precisamente porque vivía con perspectiva sobrenatural tuvo fuerzas para atravesar el desierto.

Este es, creo, el sentido y mensaje que nos ofrece la celebración de los arcángeles Miguel, Gabriel, y Rafael: protección y estímulo.

Miguel significa "¿quién como Dios?" Fue su divisa de guerra contra Lucifer y los ángeles rebeldes cuando quisieron igualarse con el Creador. Miguel es el jefe de la milicia celestial, es el príncipe de la luz. Es el defensor de la justicia, por lo que se le representa con una balanza. Es el protector y defensor de la Iglesia. Es la fiesta más antigua en honor de los ángeles. Es patrono de radiólogos y de los policías.

Gabriel significa "fortaleza de Dios". Es el anunciador, el gran mensajero celestial. A Daniel le anunció la venida del Mesías. A Zacarías le anunció el nacimiento del precursor de Jesús, Juan el Bautista. Y seis meses después se presentó en Nazaret y trajo a María la noticia más grande y feliz de todos los siglos: el Amor eterno la había escogido para ser madre del Redentor. Es patrono de las comunicaciones y de los filatelistas. El Embajador San Gabriel es también patrono de los embajadores.

Rafael significa "medicina de Dios". Curó a Tobit y acompañó a su hijo Tobías en el viaje que emprendió enviado por su padre. Curó también a Sara, la mujer de Tobías. Es el acompañante fiel y portador de salud. Es patrono de los novios y de los esposos. Le tienen también por patrono los caminantes, los marineros, los ciegos, los enfermos de peste, los farmacéuticos y los médicos.


“Y en aquel tiempo se levantara Miguel, príncipe grande, que es defensor de los hijos de tu pueblo, porque vendrá en tiempo tal, como nunca se ha visto desde que comenzaron a existir las naciones hasta aquel día… y muchos de aquellos que duermen en el polvo de la tierra, despertaran: unos para la vida eterna y otros para la ignominia.

Daniel XII:1,2

EL ARCANGEL MIGUEL


ORACIÓN AL ARCANGEL MIGUEL

Príncipe gloriosisimo de la celestial milicia, San Miguel Arcángel, defiéndenos en la batalla de los principados  y poderes, defiéndenos  en la batalla de los que arrastran el mundo a las tinieblas, defiéndenos en la prueba de la perversión de los espíritus elevados. Ven en auxilio de los hombres que Dios creo a su imagen y semejanza, y pago su rescate por un precio muy grande. La iglesia te rinde veneración como su custodio y su protector.

A ti te ha confiado el Señor, las almas  de los redimidos para colocarlas en la felicidad de arriba. Suplica al Dios de la paz que ponga bajo el golpe de nuestro paso la guerra de Satanás, haz que nos siga esclavizando a los hombres y emponzoñando a la iglesia.

Presenta la ofrenda de nuestras peticiones ante el trono del altísimo, a fin de que nos mande pronto la gracia del señorío de su misericordia y por ella sujetes fuertemente al activo dragón, la antigua serpiente, que es el Diablo y Satanás, y pronto encadenado lo metas en el profundo abismo, ya inhabilitado para llevar a su corriente a las naciones.



Curiosidad...

Aunque el motivo de San Miguel venciendo al Dragón cobro mucha popularidad, no tiene sustento alguno en las escrituras ni en la tradición. En el Apocalipsis, Miguel expulsa al Dragón  del cielo, pero la Bestia sobrevive y atormenta a la tierra. En un párrafo posterior, el Dragón es arrojado a un pozo durante mil años, y después de ser vencido durante una batalla contra los santos, es arrojado a un lago de fuego y azufre.