Abrir la Mente,

 entender con el 

corazón


Por Anhelieh


¿Cómo encontrar la verdad ante tanta información, ante tantos datos que chocan y chocan unos con otros en nuestra mente?.

 

¿Que debemos hacer para discernir apropiadamente y llevarnos una enseñanza de cada prueba, de cada experiencia  y de cada conocimiento recibido?

En ocasiones sentimos que algunas formas de pensar, o teorías no van con nuestra forma de ser, e inmediatamente las censuramos, criticamos o simplemente las abandonamos. Esto ha pasado en las religiones, en las razas, desacuerdos por distintos modos de actuar, las cuales han provocado en extremas consecuencias guerras e interminables luchas que no tienen razón de ser. 

El problema es que hemos estado todo el tiempo entendiendo únicamente  con la mente, la cual a pesar de ser maravillosa en muchos aspectos, es limitada y estrecha, no nos deja abrirnos a buscar soluciones creativas,  la respuesta aquí es cambiar de polos, es decir abrir la mente y permitir que esta pueda ver mas allá de sus propios argumentos y abandonar la pretensión del ego a ser “inteligente” y hacer que el alma sea la que traduzca el significado de todas las cosas, el filtro para entender, para conocer la sabiduría  real.

La Creación  entera al alcance de tu alma

 

Viajar no es tan complicado, ni tan costoso como se piensa actualmente, podemos viajar con el corazón,  incluso podemos profundizar mas allá de nuestros pensamientos, en nuestro universo interno, el mas mágico y misteriosos de todos.

Dentro de nuestro ser perfecto y verdadero llamado “espíritu, alma” se encuentran todas las posibilidades infinitas y creativas para ser  abundantes en todo sentido: material, espiritual y ser plenos en sabiduría y entendimiento. Todas las situaciones que vivimos diariamente están llenas de matices y podemos reaccionar emocionalmente a cada una de ellas de forma completamente distintas. Pero todas son indispensables y necesarias para nuestra evolución como almas. Es totalmente imposible que un alma en aprendizaje este liberada del dolor y de la tristeza, porque estos procesos ayudan a reafirmar la naturaleza creadora de nuestro ser, probándonos para convertir estas experiencias en luz de salida. Somos creadores de nuevos caminos en nuestro propio cosmos y regimos en el.










Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 2.5 License.