Navigation Menu+

El Arcangel Jofiel

Posted on Aug 18, 2013 by in Arcangeles |

chamuelgt

Arcángel jofiel

 ”Luz de Dios”.

jofiel

jofiel


Se invoca su protección en momentos en que necesitamos claridad  mental, iluminación y estabilidad.

Se invoca su presencia en momentos tanto de ayuda en problemas mundanos como así lo relacionado a planteos existenciales, como por  ejemplo ayuda intelectual, momentos de dudas, incomprensión
confusión.

 

Aporta conocimientos ante las dudas, ayuda a que nos entiendan quienes
no quieren escucharnos.

“No podemos separarnos de nuestros amigos

No podemos permitir

Que nuestros Ángeles

Se vayan.”

Ralph Waldo Emerson

 

 

Representa: Los conocimientos. La Sabiduría Divina
Vibra con la luz del rayo color oro o amarillo
Día que le corresponde: lunes.

Virtudes: La sabiduría divina, iluminación, apertura mental
para encarar problemas cotidianos y penetrar en lo más profundo

 de la conciencia humana, haciendo con su luz,
poder ver más allá donde la oscuridad no permite ver.


Alegoría del Arcángel Jofiel

“Te doy la misión de mostrar mi creación al mundo con todo su esplendor.

Eres el Ángel de la inspiración y la Sabiduría Divina,
para tener una visión clara de la vida humana
y su misión ante Dios.

Mi idea es que analices todo aquello que ha hecho
el ser humano con mi Creación.

Examines con agudeza sus caminos y lo ayudes
a reconocer sus aciertos  y sus errores.

Para que mi Creación pueda perfeccionarse a través de ti.
Para cumplir tu misión te concedo el don de la sabiduría
y la iluminación”

 

Jofiel cantó alabanzas al Creador y se alejo a cumplir su misión

ORACION

¡Oh! Sabio, radiante, esplendente,

Amado Arcángel Jofiel, nuestras mentes

Y corazones están ávido de penetrar en

Los laberintos insondables, misteriosos de

La sublime ciencia del conocimiento de la

Divinidad, de la potestad, del espíritu del

Señor Dios que nos creó, que nos guía

Y nos ama desde la cuna al ataúd.

Tú, amadísimo Arcángel Jofiel, ilumina

Nuestra senda con la luz de la eterna

Sabiduría, líbranos de la amenaza de la duda

y la incomprensión, nutre nuestro espíritu con

la cuota indispensable de sabiduría que nos

Conduzca seguros al edén prometido a los justos.

Amen.

 

468 ad