Navigation Menu+

Oraciones a los Angeles

Posted on Aug 26, 2013 by in oraciones |

oraciones

angel consuelo

Ángel de Dios

Ángel de Dios, bajo cuya custodia me puso el Señor
con amorosa piedad, a mí que soy vuestro encomendado,
alumbradme hoy, guardadme,

 regidme y gobernadme.

Amén



Oración al Ángel de la Guarda

(Macario, El Egipcio)

Ángel santo, que velas por mi pobre alma y por mi vida,
no me dejes – soy pecador – y no me desampares a causa de mis manchas.

No dejes que se me acerque el mal espíritu.
Y dirígeme poderoso preservando mi cuerpo mortal.

Toma mi mano débil y condúceme por el camino de la salvación

Angel_Guardian

Angel_Guardian

Devoción al Santo Ángel de la Guarda


(San Juan Berchmans)

Ángel Santo, amado de Dios, que después de haberme tomado,
por disposición divina, bajo tu bienaventurada guarda,
jamás cesas de defenderme, de iluminarme y de dirigirme:
yo te venero como a protector, te amo como a custodio;
me someto a tu dirección y me entrego todo a ti,
para ser gobernado por ti.

Te ruego, por lo tanto, y por amor a Jesucristo te suplico,
que cuando sea ingrato para ti y obstinadamente sordo a tus inspiraciones,
no quieras, a pesar de esto, abandonarme; antes al contrario,
ponme pronto en el recto camino, si me he desviado de él; enséñame,
si soy ignorante; levántame, si he caído; sostenme,
si estoy en peligro y condúceme al cielo
para poseer en él una felicidad eterna.

Amén.


12LegionesdeAngeles


Oración al Ángel de la Guarda

Ángel de la paz, Ángel de la Guarda, a quien soy encomendado,
mi defensor, mi vigilante centinela; gracias te doy,
que me libraste de muchos daños del cuerpo y del alma
gracias te doy, que estando durmiendo, me velaste,
y despierto, me encaminaste;
al oído, con santas inspiraciones me avisaste.


Perdóname, amigo mío, mensajero del cielo,
consejero, protector y fiel guarda mía;
muro fuerte de mi alma,
defensor y compañero celestial.
En mis desobediencias, vilezas y descortesías,
ayúdame y guárdame siempre de noche y de día.

 Amén.

Padrenuestro y Avemaría.

Cuando necesites consuelo para resistir  la pena
de alguien muy querido que ha partido,
reza la siguiente oración:


“Oh ángel mió, ángel de amor
ayúdame a entender
que esto es la voluntad de Dios
Dame la fuerza necesaria
para aliviar estos momentos de tristeza
alumbra mi camino con tu luz

Ángel Sanador Divino, sana
nuestras heridas
cura nuestro corazón
y aleja de nosotros el dolor

Ángel del consuelo, dame fuerzas
para seguir viviendo
sin la presencia de mi ser querido”
Amen.

 

 

 

468 ad