El Libro de Henoc

 

El Libro de Enoc es un libro apocrifo seudoepigrafico que unicamente forma parte de el canon de la biblia de la iglesia ortodoxa etiope, sin embargo este no se encuentra dentro de la doctrina cristiana. Fragmentos de este libro han sido hallados en arameo y hebreo en Qumran, las versiones integras estan en ge’ez, lengua liturgica de la iglesia etiope. Generalmente la autoria de este libro se le atribuia al mismo Enoc, Henoc (transcrito)  o Enoch (en ingles) quien era Bisabuelo de Noé y de quien se dice en Genesis 5:18-30 “Este Henoc anduvo con Dios, y desapareció porque Dios se lo llevó” 2 “por la fe fue trasladado, para que no viera la muerte, y no se le halló porque Dios le trasladó.” 3. Mas tarde el mito hebreo convierte a Henoc en el Angel ayudante y consejero de Dios, Metatron.


“El sabio y virtuoso Henoc ascendió al Cielo, donde se convirtió en el principal consejero de Yahvéh Elohím y desde entonces fue llamado Metatron. Yahvéh Elohím puso su propia corona sobre la cabeza de Henoc y le dio setenta y dos alas y numerosos ojos. La carne de Henoc se transformó en llama, los tendones en fuego, los huesos en ascuas, los ojos en antorchas, el cabello en rayos de luz, y lo envolvió la tormenta, el torbellino, el trueno y el rayo.”

Sefer Hejalot, 170-176



Fragmentos del Libro de Henoc:


1 He aquí los nombres de los santos ángeles que vigilan:
(Ap 8:2)

2 Uriel, uno de los santos ángeles, llamado el del trueno y el temblor;
(4Es 4:1,ss)

3 Rafael, otro de los santos ángeles, el de los espíritus de los humanos;
(Tb 3:17; 12:14-15)

4 Ra'u'el, otro de los santos ángeles, que se venga del mundo de las luminarias;
(Ap 8:10)

5 Miguel, otro de los santos ángeles, encargados de la mejor parte del la humanidad y del pueblo;
(Dn 10:13,21, 12:1; Judas 9; Ap 12:7)

6 Sariel, otro de los santos ángeles, encargado de los espíritus de los hijos de los hombres que pecan contra el espíritu;
(Mc 3:29)

7 Gabriel; otro de los santos ángeles, encargado del paraíso, las serpientes y los querubines;
(Dn 8:16, 9:21; Lc:1:19,26; Gn 3:24; Ex 25:18-22; Ez 10:4-5)

8 Remiel, otros de los santos ángeles, al que Dios ha encargado de los resucitados.
(Mt 28:2,5; Mc 16:5; Ba 55:3,ss; 4Es 4:35-36; Ap 6:10-11)


11 Me habló otro ángel que iba conmigo, que me revelaba lo que estaba oculto, el principio y el fin, en lo alto del cielo y bajo la tierra en lo profundo, en las extremidades del cielo y en sus cimientos;


3 El ángel Miguel me tomó de la mano derecha, me levantó y me condujo dentro de todos los misterios y me reveló los secretos de los justos;
(Dn 12:1)


7 Alrededor de ella había Serafines, Querubines y Ofanines, estos son los que no duermen y vigilan el trono de su gloria.


8 Vi innumerables ángeles, miles y miles, miríadas y miríadas rodeando esa edificación
9 y a Miguel, Rafael, Gabriel y Sariel y a una multitud de santos incontable.


1 En esos días Uriel me dirigió la palabra y me dijo: "Mirad que te he revelado todo, Henoc, te he enseñado todo para que pudieras ver este sol, esta luna, las guías de las estrellas de los cielos y todos aquellos que las hacen recorrer y sus tareas, tiempos y salidas.


7 "Ahora, padre mío, te suplico y te imploro que vayas a lado de Henoc nuestro padre y conozcas con él la verdad, ya que su residencia está con los ángeles".














Choose your Language

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 2.5 License.